21 de agosto de 2008

¿Pensar? ¿Leer?


En mi caso, me puse a pensar después de leer.

¿Qué querían expresar los autores de la pintada
aparecida en los muros de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de Granada ? ¿Acaso el que lee no piensa? ¿La lectura obstruye el pensamiento? ¿Hay riesgo de que los libros impidan pensar? ¿No usamos la lectura precisamente para pensar? ¿Es necesario tener un pensamiento propio antes de abrir los libros? ¿Corren el riesgo los lectores de dejarse contaminar por pensamientos ajenos antes de desarrollar los propios? ¿Cómo saber si uno ha pensado lo suficiente para poder comenzar a leer? ¿Es perjudicial apropiarse de pensamientos que no son inicialmente de uno? ¿Es más ventajoso pensar antes de leer? ¿Hay pensadores que no leen? ¿Hay lectores que no piensan? ¿Tal vez los autores querían denunciar que hay estudiantes que sólo leen y nunca piensan? ¿Es una crítica a la memorización de textos sin reflexión posterior? ¿Qué pensarían de esa frase los que leen? ¿Cómo la leerán los que piensan? ¿Y los que leen y piensan?

Si lo que pretendían los autores es hacernos pensar al leer su inscripción, conmigo lo consiguieron. No he dejado de hacerme preguntas, aunque no he logrado entender del todo la proposición.

¿Por qué establecer prioridades? ¿Por qué creer que los pensamientos propios deben preceder al contacto con los ajenos? ¿Hay pensamientos radicalmente individuales que no hayan sido fecundados antes por pensamientos extraños? ¿Por qué no considerar la lectura una forma privilegiada de pensamiento? ¿No sería preferible defender el pensamiento incesante... antes, durante y después de la lectura?

Pienso luego leo. Leo luego pienso.

8 comentarios:

migramundo dijo...

Yo no descartaría que la hayan escrito sin pensar. Buen post, buen blog. Saludos

sfer dijo...

Estupenda entrada...
... y muy acertado el comentario de migramundo!

Juan Mata dijo...

No sabría expresarlo mejor, estimado Migramundo. La brevedad, si es fruto de la agudeza, resulta iluminadora. Su argumento es imbatible: no lo pensaron. Gracias por la visita y el comentario.

Sfer, gracias una vez más por tus palabras. En poco menos de una hora reanudaré la lectura de las relaciones de Andreas Hymer y Amela Jensen.

alfa dijo...

Antes de leer, ponte a pensar.
La frase tiene "miga" y yo creo que Juan Mata la ha desarrollado magistralmente.
La opinión de Migramundo breve, concisa y ¿por qué no?, posible.
Mi mensaje no pretende aportar nada solo dar mi enhorabuena y las mas efusivas gracias a Juan Mata por el regalo diario que nos hace a través de su magnífico blog.

sfer dijo...

¡Con qué rapidez ha dado con una copia del librito de Márquez! Espero su veredicto... :-)

Juan Mata dijo...

Alfa, uno de los gestos que más estimo de los compañeros y compañeras del trabajo es el de abrir la puerta del despacho y decir: "No quería nada, sólo saludar". Esa simple frase alegra el día. Creo que lo podrás confirmar. Por eso, tu entrada, tu saludo, tus palabras afectuosas son un regalo para todos. Alegran más de un día. Gracias.

Sfer, estoy a punto de asistir al concierto de Andreas en el Museo de la Música. Es decir, se acerca el final. No habrá veredicto, sino opiniones. Ya te adelanto el agradecimiento por la recomendación.

LUISA M. dijo...

Da para mucho la frasecita, ¿eh? Y creo que lo has expresado muy bien en tu entrada. Coincido con la opinión de Migramundo y Sfer en que los autores de la pintada lo escribieron simplemente sin pensar.
Por supuesto que no sólo podemos sino que debemos ¡leer y pensar! ¡pensar y leer!
Un saludo.

Juan Mata dijo...

La verdad, Luisa, es que, casi sin darnos cuenta, estamos practicando el consejo de los autores de la pintada. Estamos pensando y pensando sin parar. A lo mejor era eso lo que simplemente pretendían. Si era así, debemos estarles agradecidos.

Saludos.