22 de diciembre de 2008

Una niña esboza su porvenir

Después de un año rodando por el mundo, llega a este blog esta conmovedora fotografía. Y lo hace gracias a la colaboración de mi querida y admirada amiga Guadalupe Jover, a quien debo el descubrimiento. La fotografía, obra de Wasem Kheir Beik, fue reconocida como la mejor fotografía de prensa árabe del año 2007.

La imagen, captada en una calle de Damasco, muestra a una niña de 7 años parapetada tras su improvisado puesto de galletas y golosinas mientras realiza, absorta, sus tareas escolares. Es el ensimismamiento de la niña lo que me maravilla. Da la impresión de saber que, a pesar de las adversidades, con ese gesto, sumado a los muchos otros que le seguirán, está bosquejando el rumbo de su vida, para lo cual no hay un minuto que desperdiciar ni un espacio donde no sea posible desplegar la voluntad de conocer. La menudencia de su cuerpo y la
endeblez del tenderete otorgan a la escena un sentido de extrema incertidumbre.

De un modo bastante elemental, la Unión de Agencias de Noticias Árabes, promotora del premio, tituló la fotografía 'Educación y trabajo', describiendo algo que salta a la vista. El autor de la fotografía, con más perspicacia, la había titulado, 'Desafío'. Pienso, sin embargo, que esa imagen merecía otro rótulo, otro pie de foto. Si de mí dependiera yo la titularía 'Contra el destino', o tal vez 'Determinación', o también 'La fragilidad de la esperanza'. Porque, en efecto, el minúsculo acto de garabatear en un cuaderno posee una significación más ambiciosa: sin apenas darse cuenta esa niña puede estar quebrando el fatalismo, una herencia de generaciones, el sino de los pobres y los excluidos. Para el grupo social al que presumiblemente pertenece resulta siempre más laboriosa cualquier conquista cultural, se requiere a sus miembros una fortaleza fuera de lo común para alcanzar lo que otros consiguen apenas sin esfuerzo. Y eso es lo que esa imagen nos recuerda. Pero también nos indica lo vulnerable que puede ser todo, lo fácil que es imaginar un porvenir doméstico y sometido para esa niña y lo arduo que se presiente su camino hasta culminar sus sueños, que uno supone poblados de risas, libertades, viajes, libros, trabajos.

6 comentarios:

Margarita dijo...

La foto me ha recordado un artículo de Maruja Torres en "El País Semanal" ("Faraones valencianos", 23-11-2008), en el que habla de los niños de El Cairo que "sentados en la acera, venden pañuelos de papel, mientras hacen sus deberes. Se les puede ver entre el gentío, sonrientes, preocupados por las ventas, al mismo tiempo sin dejar de chupar el lápiz ni de afinar su punta, llenando las libretas -tiernas libretas de todas las infancias desvalidas pero obstinadas- con sus preciosos y diminutos caracteres árabes, más valiosos que nuestros bachilleratos porque aquí al necesitado todo le cuesta un esfuerzo inhumano, levantarse por la mañana y respirar, lo primero".

http://www.elpais.com/articulo/portada/Faraones/Valencianos/elpepusoceps/20081123elpepspor_1/Tes

Juan Mata dijo...

Estimada Margarita, la asociación con el artículo de Maruja Torres, de la que admiro su incansable denuncia de la hipocresía social y su compasión por los desheredados, y especialmente por los niños, me llena de satisfacción. En efecto, esa niña de Damasco bien podría ser cualquier niño de El Cairo o de cualquier lugar del mundo donde la infancia es todavía un tiempo de trabajo y penalidad. Su presencia nos da ánimo para seguir creyendo en el poder transformador de la educación. Gracias también por compartir esa inquietud.

Leox dijo...

Yo he visto chicas que trabajan en tiendas de comidas rapidas leyendo en sus horas de almuerzo. He visto a obreros leyendo de vuelta al trabajo y la verdad , es para llorar y agradecer a Dios por el milagro.
saludos amigo

Juan Mata dijo...

Sí, Leox, a veces la lectura parece un prodigio, una tregua arrancada al infortunio y la fatalidad. Por eso hay que celebrarla siempre. La biblioteca es sin duda el emblema de esa conquista.

Peru dijo...

Conoces el libro "Manta de estrella", publicado en OQO? Puedes buscar la reseña en el sitio : http://www.oqo.es/oqo.php , tienes que buscar en la colección "FOQO". Besos!!! (ya se fue la nieve. qué pena...)

Juan Mata dijo...

No conocía el libro, Peru, pero ya me he encargado de saber algo sobre él. Por lo que he averiguado me parece que va a ser una grata sorpresa. Como soy de los que tienen librería de cabecera, ya se lo he pedido a mi equipo librero habitual. Cuando lo lea, te daré mi opinión. Mientras tanto te envío mi gratitud por el descubrimiento.

Las nieves han regresado y Sierra Nevada está verdaderamente luciente.