5 de julio de 2010

Gratitud

En Andalucía decimos que una persona o un suceso tiene 'ángel' cuando queremos resaltar unas cualidades difíciles de definir si no es recurriendo a una perífrasis o una metáfora. Tener ángel significa que esa persona o ese suceso poseen encanto, singularidad, atractivo, atención... Cada lugar posee para expresar eso mismo palabras o expresiones cuya mera pronunciación basta para que todos entiendan, sin necesidad de más añadiduras, a qué clase de cualidad nos estamos refiriendo.

La semana pasada tuve la suerte de participar en un acontecimiento con ángel.

En Logroño, organizada por FAPA Rioja, se celebró la Escuela de Verano que desde hace tres años convoca la CEAPA (Confederación Española de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos). En esta ocasión, la cita se hacía con el lema 'A vueltas con la lectura'. Convocar a madres y padres de toda España con la finalidad de pensar juntos sobre el papel de las familias en la promoción y afianzamiento de la lectura es una decisión atrevida y a la vez estimuladora. No suelen proliferar esas oportunidades de reflexión conjunta e intercambio de experiencias entre profesores y familias. El programa estaba pensado justamente para hacer posible el conocimiento de lo que en las aulas y en los hogares se hace para formar lectores.

Pero los propósitos por sí mismos no son suficientes para lograr el encanto al que me refiero, como tampoco lo es la programación por sí sola, aun cuando era indudable el interés de escuchar a José Luis Polanco, Paciano Merino y Diego Gutiérrez, miembros los tres del Equipo Peonza, hablar sobre literatura infantil y animación a la lectura, así como a Miguel Loza explicar el sentido de las tertulias literarias dialógicas y a José Antonio Camacho esclarecer la importancia de las bibliotecas escolares, además de conocer las actividades que realizan en la propia ciudad en relación con la lectura y las familias: el Café con cuentos (Aitor Hernández), el Club de lectura (Mª Paz García) y los talleres de formación para madres y padres (Mª Cruz Zurbano y Mª Carmen Sáez). Para que algo tenga ángel se requiere algo más, una aportación extra. Y ese añadido necesario no puede ser más que de carácter humano. Son las personas las que dotan de 'ángel' los simples encuentros. Y en Logroño se confirmó.

No sabría enumerar todos los rasgos de esa especial contribución, pero tienen mucho que ver con las atenciones permanentes, las palabras generosas, la organización precisa, la prodigalidad gastronómica, el sentido de la hospitalidad, la sencillez del trato, la relación emocionada... En fin, esos detalles que hacen que unas jornadas de estudio acaben siendo una feliz afirmación de ideas, convicciones y esperanzas. La lectura quedaba así celebrada como corresponde, como un modo de amistad y compromiso.

Los artífices de esa alegría tienen nombre, de manera que no quisiera que esta muestra de gratitud y reconocimiento quedara sin destinatarios concretos. Ramos, Gene, Mª Paz, Mª Cruz, Mª Carmen, Josune, Tegui, Pepe, Antonio, Kilian, Elisa, todos... gracias por vuestras gentilezas y felicitaciones por vuestra labor.

6 comentarios:

carmen dijo...

Muchas gracias MAESTRO, hoy mismo nos reunimos para hacer un balance de la Escuela y su contribución nos llena de orgullo.

LUISA M. dijo...

Ole y ole, tanto esos "artífices" que nombras como tú, profesor, tenéis mucho "ángel", muchas felicidades.
Ya he leído todo lo que publican sobre las jornadas en Logroño y sobre tu intervención en el blog "La casa de Tomasa" y en el oficial de la FAPA o la CEAPA. También dejé un comentario allí.
¡Qué bueno ver que hay personas que ponen tanto entusiasmo en este tema!
Procuraré no tardar mucho en asomarme por aquí, ¡se aprende tanto y se trasmite tanta ilusión...!
Saludos cariñosos.

Tejada dijo...

Estoy totalmente de acuerdo,somos testigos mi marido y yo. La maestra de infantil que nos descubrió los cuentos, los libreros más encantadores de Logroño(Entrecomillas) tantas personas entrañables...
Alli, contigo , hubo ANGEL.
Lo vivmos.
Fue una OPORTUNIDAD.Además tuviste
la habilidad de "cruzar historias,
remover recuerdos y poner a bailar
sentimientos agradables.
Por tres veces nos emocionaste a
nosotros y a toda la sala.
¡ qué bueno es escucharte para vivir... con ANGEL.
Gracias.
Familia Tejada

maria Paz dijo...

Gracias, a vosotros,Juan y Andrea.Por vuestra cercanía,ánimo y por el particular "capote" que me hechasteis en la sesión del club.Para mi fue muy especial vuestra presencia y participación.Otra cosa que tengo que agradecer al mundo de los libros, es tener la oportunidad de conocer a gente maravillosa como vosotros.
Un abrazo,
María Paz

M.Cruz dijo...

Juan, muchas gracias por todo. Por tus palabras, tu presencia, tu generosidad y humildad.
Es un orgullo haberte tenido en Logroño.
M.Cruz

discreto lector dijo...

Carmen, poco más tengo que añadir a lo dicho en la entrada. Merecéis toda clase de elogios y agradecimientos.

Luisa, puesto que todo parece fluir en esta ocasión hacia la gratitud, no quiero que quedes al margen de ella. Tus palabras, como siempre, merecen un elocuente 'gracias'.

Familia Tejada, creo que pueden imaginar lo que significa para mí saber que mis palabras, que son el fruto de mi experiencia como profesor, puedan emocionar a personas ajenas al mundo académico. Es el mejor regalo que uno puede recibir. Siempre he pensado que razón y emoción no tienen que estar reñidas. Gracias por su testimonio.

Mari Paz, reitero lo dicho: todo el mérito es vuestro. ¿Y cómo permitir que un comentario tan destemplado estropease lo que estabais exponiendo?

Mari Cruz, es vuestra labor y sólo vuestra labor la que merece alabanza. Me siento orgulloso de haber contribuido a vuestro éxito.